Wednesday, September 28, 2005

Politicas y Programas de Crédito Educativo _2

2. FORTALECIMIENTO INSTITUCIONAL.
Las Instituciones de CE son empresas sociales cuyo objetivo es dinámico y
dinamizador puesto que con su acción generan una evidente revolución
educativa. Por ello, y desde la perspectiva de su ser empresarial, están sujetas
a las diversas fuerzas que afectan a cualquier otra institución. ¿Cuáles son
dichas fuerzas? Según algunos autores22 las cinco fuerzas determinantes del
desarrollo empresarial son:
• Las alianzas, porque las empresas deben concentrarse en sus
competencias básicas y deben obtener las competencias complementarias
mediante la contratación con otras firmas.
• La inversión, porque es imprescindible apostarle al futuro con capital.
• La informática, porque la tercera o la de la información y de la
comunicación anunciada por Alvin Toffler y Peter Drucker, ya nos llegó
generando simultáneamente oportunidades y amenazas.
• La tecnología, porque el mundo entró en una verdadera revolución que
implica innovación constante y la tecnología se obtiene mediante
transferencia o se construye, lo cual supone esfuerzos en Investigación y
Desarrollo.
• La educación, porque de acuerdo con la dinámica actual tenemos que
colocar el conocimiento y la formación de los recursos humanos (Capital
Humano) en el eje de la estrategia de desarrollo de nuestros países e
instituciones.
APICE y cada una de sus instituciones asociadas deben examinar su carácter
empresarial y en qué medida manejan o son manejadas por las cinco fuerzas
mencionadas. Igualmente es fundamental para fortalecer la institución contar
con un Plan de Desarrollo Estratégico tal como lo reiteró en su conferencia en
Porto Alegre, a fines de 1999 la Secretaria General del Fondo de Educación
22 Revista DINERO, Bogotá, D.C., Colombia, Enero 28 del 2000, p. 30.
Superior de Colombia, FODESEP, Aurora Sabogal, "APICE puede y debe
liderar esta alternativa con su orientación, apoyo, y asistencia técnica".23
3. FORTALECIMIENTO FINANCIERO PARA AMPLIAR LA COBERTURA.
En una región donde, según datos de la CEPAL, apenas se cubre el 21% de
los estudiantes interesados en acceder a la educación superior es evidente la
urgencia de acopiar recursos técnicos, administrativos y financieros para
solucionar radicalmente este problema. APICE, como organismo regional, ha
aglutinado las experiencias positivas y negativas que se han dado en la región
y gracias a ello durante los años recientes ha ayudado a iniciar los programas
de CE de instituciones como la Fundación para la Producción, FUNDA-PRO,
(Bolivia), Patronato Gente Nueva (Guatemala), Fondo Nacional del Ahorro
(Colombia), y Fundación ACAC (Uruguay). Incluso, esta es la razón que
justificó nuestra presencia en Guanajuato en mayo del presente año: apoyar
los esfuerzos de EDUCAFIN. De esta manera ha ayudado a "Implementar el
sistema, con modalidades análogas y a experimentar a su vez, los beneficios
derivados de él", siguiendo las palabras del secretario ejecutivo de
EDUCREDITO A.C. (Venezuela) Eduardo Plaza, en 1966,24 cuando acordaron
la fundación de APICE. Es una necesidad imperiosa redoblar esfuerzos para
intercambiar experiencias y difundir en todos los países la enorme riqueza
acumulada en materia de fuentes y mecanismos de financiación. Esta tarea no
se ha terminado aún porque nos espera el 79% de los estudiantes
latinoamericanos que aún no tienen garantizado el acceso a la educación
superior.
En resumen, y como lo señalé antes, existe una gran variedad de fuentes y
mecanismos de captación de recursos que han logrado poner en práctica, a lo
largo de su historia, las diferentes entidades de CE25. Ninguna institución vive
con los dineros provenientes de una sola de estas fuentes: las combinan de
diferentes maneras. El ICETEX (Colombia), por ejemplo, ha diversificado sus
recursos y cuenta por lo menos con siete fuentes diferentes: aportes del
gobierno nacional, inversiones, Títulos de Ahorro Educativo, comisiones por
administración de fondos, crédito bancario, recuperación de cartera, y fondos en
administración.26
Finalmente conviene mencionar las oportunidades que el nuevo enfoque de la
Banca Multilateral abre para el fortalecimiento financiero del CE. APICE
23 Sabogal, Aurora, La Cooperación: una Alianza Estratégica para el Financiamiento del Recurso Humano,
documento presentado en el XII Curso Internacional de CE, APICE-OEA-FUNDAPLUB, Porto Alegre, Brasil,
septiembre de 1999, p. 8.
24 APICE, II Congreso Panamericano de CE, 1969, p.10.
25 Rodríguez, 1992, pag.
26 Téllez Jorge, op. Cit. p.
encuentra apertura cada vez más creciente en estos organismos, y en particular
por parte del Banco Mundial.
Pero, igualmente, el BID expresó sus criterios en esta materia en el documento
de Estrategia donde afirma que "El financiamiento del BID pondrá énfasis en
estrategias basadas en el conocimiento adquirido acerca de lo que ha dado
buenos resultados en el pasado y de lo que es coherente con un enfoque más
específico para el presente (…) la asistencia se focalizará en tareas y actividades
de alta prioridad que tengan efectos multiplicadores positivos. El Banco
colaborará con individuos y organizaciones que estén resueltas a emprender
reformas de gran prioridad que tengan buenas perspectivas de éxito. Estos
emprendimientos (sic) pueden incluir a asociaciones regionales y además podrán
conducir a la promoción de la Integración Latinoamericana y la cooperación
académica internacional".27 Es obvio que el enfoque y los criterios expuestos
coinciden con la misión y la acción de un organismo como APICE, máxime
cuando el mismo documento señala más adelante que "…las solicitudes de los
préstamos que faciliten el acceso de los menos privilegiados a la educación
serán bien recibidas. Ello significa que el Banco puede considerar programas
bien focalizados de becas y préstamos estudiantiles. Estos programas podrían
asistir a estudiantes académicamente prometedores que provengan de familias
modestas."
Naturalmente, APICE considera que cualquier paso que se dé en esta línea de
conseguir financiación de los organismos multilaterales debe tener en cuenta las
experiencias ya desarrolladas: Es el caso de FUNDAYACUCHO, Venezuela; del
Instituto de CE del Estado de Sonora, México y de SOFES, México, en relación
con el Banco Mundial, así como la experiencia de FUNDAPEC con el BID.
Existen otras dos fuentes que revisten particular interés a las cuales se ha
acercado APICE: La Corporación Financiera Internacional (IFC), organismo del
Banco Mundial, y el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).
En el caso de la IFC, su característica principal es haber sido fundada por el
Banco Mundial con el fin de invertir en el sector privado. Este organismo y cuenta
con experiencias de apoyo a la Educación Superior en la Argentina mediante CE
para las Universidades de Belgrano y El Salvador, y para el Instituto Torcuato di
Tella donde se diseñó un programa de CE para estudiantes.
El BCIE también ha sido contactado por APICE porque ha manifestado interés en
el tema del CE y en la actualidad ha ofrecido apoyo para participar con un Fondo
de Garantías que respalda a estudiantes beneficiados por Universidades, Bancos
y el Patronato Gente Nueva en Guatemala. Un esquema posiblemente similar
está explorando APICE en Nicaragua con el mismo Banco. La potencialidad de
esta institución cubre los países asociados: Honduras, Guatemala, El Salvador,
Nicaragua Costa Rica y los vinculados posteriormente: Colombia y Argentina.
APICE considera esta línea prioritaria y la apertura de estas entidades es un
signo para nuestros países e instituciones: debemos explorar estos caminos y
aprovechar la coyuntura actual.
27 BID, La Educación Superior en América Latina y el Caribe, 1998, p. 33 y ss.

0 Comments:

Post a Comment

<< Home